El peso se mantiene fuerte aunque con una ligera depreciación hacia $17.10 spot: CIBanco

Reporte Diario

El peso mexicano se mantiene fuerte, aunque con una ligera depreciación hacia $17.10 spot, en una jornada donde la atención está en los recientes reportes de precios al productor y datos del sector vivienda en EUA, que en ambos casos no cumplieron con las expectativas. Por el resto del día, el tipo de cambio podría fluctuar entre los $17.03 y $17.15 spot (el euro entre $1.073 y $1.080).

La semana que hoy finaliza ha contado con una referencia clave, la inflación del consumidor de EUA de enero que se publicó el martes y que ha evidenciado que la Reserva Federal (Fed) tiene argumentos para ir más lenta en el proceso de rebaja de tasas de interés de lo que al mercado le gustaría. Incluso ahora otorgan tan solo un 32% de probabilidades a un recorte en mayo.

Para confirmar esta idea, el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, declaró ayer que no hay prisa por reducir las tasas con el mercado laboral y la economía estadounidense aún sólidos. También advirtió de que podría llevar “algo de tiempo” estar seguro de que la inflación se dirige de manera sostenible hacia el objetivo del 2% de la Fed.

Por ello, el índice de precios al productor de enero que se dio a conocer hoy viernes es clave para consolidar la idea de que los recortes no llegarán tan pronto como se había previsto. Al final estos precios rompieron una racha de tres meses continuos de caídas para subir 0.30% en enero. En este sentido, se confirma que en el primer mes del año hubo algo de presión inflacionaria tanto para el consumidor, como el productor.

Por otro lado, conviene recordar que los datos económicos publicados ayer de ventas al menudeo y producción industrial de EUA, más débiles de lo esperado, y los de hoy de inicios y permisos de construcción de casas con caídas más altas a las pronosticadas, genera algo de ruido en el mercado y provocó que cierto grupo de operadores se pregunten cuánto tiempo puede esperar realmente la Fed antes de recortar las tasas. Si la economía se está debilitando, podría forzar a la Reserva Federal a bajarlas.

No obstante, y a pesar de que también fueron revisadas a la baja las ventas al menudeo de los meses precedentes, el retroceso de estas estuvo muy condicionado por dos factores: la resaca de la positiva temporada de ventas navideñas; y la ola de frío que afectó en enero a gran parte de EUA. En este sentido, puede que se trate de un efecto de debilitamiento transitorio.

Las principales bolsas en el mundo operan con ganancias, muy influidas por los reportes corporativos, así como las referencias de inflación a nivel global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *